Blogia
patrialibre

Símbolo de bravura mambisa

Símbolo de bravura mambisa

Por: Rosa María Ramírez Reyes.

Entre los  próceres de nuestra historia sobresale el Lugarteniente General del Ejército Libertador Antonio Maceo Grajales; él resume en su personalidad el coraje de una generación que dijo basta al colonialismo e hizo despertar en sus semejantes los intereses patrios.

“Con tanta fuerza en la mente como en el brazo”, le calificara Martí, Maceo intervino en todas las batallas contra el dominio español y en cada una hizo valer su capacidad de hombre firme y pulcro.

El Titán de Bronce, denominado así por su recia estirpe afrocubana reflejada en el color de su piel, fue un celoso defensor de nuestra independencia así consta en una de sus sentencias: “…La libertad se conquista con el filo del machete, no se pide: mendigar derechos es propio de cobardes incapaces de ejercitarlos…”

Símbolo de bravura mambisa es este General que ganó los grados en los campos de batalla desafiando la muerte y enfrentando al enemigo con tal fiereza, propia del cubano digno.

La histórica Protesta de Baraguá engrandeció su hacer guerrero por la plena independencia, también la invasión de Oriente a Occidente.

Su excelsa figura trascendió por la nobleza de sus pensamientos y la voluntad inigualable. 

Un balazo en la cara combatiendo a los españoles en la Finca San Pedro, de Punta Brava,  el 7 de diciembre de 1896,  le hizo caer del caballo y expirar al instante, mas allí no quedaba, el corajudo mambí se esparcía como luz imprescindible para tiempos futuros y nuevos luchadores.

A su lado se sembró como ejemplo digno de lealtad inquebrantable el ayudante de cada contienda, Panchito Gómez Toro.

En cada amanecer del siete de diciembre cubanas y cubanos veneran al Héroe, al hombre insigne, al Mayor General Antonio Maceo Grajales.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres