Blogia
patrialibre

Melba: mujer de tierno y firme andar

Melba: mujer de tierno y firme andar

Por: Rosa María Ramírez Reyes. 

La consternación sobreviene hoy en toda la isla. Una mujer intensa deja de existir físicamente y se incorpora al pelotón del ejemplo eterno. Una mujer que en su caminar por la vida se entregó a la más nobles de las causas, dice adiós de pronto y nos humedece los ojos, porque, a pesar de la avanzada edad y de la diabetes que desde hace años le daba quehacer, la sentimos joven, necesaria.

Melba Hernández Rodríguez del Rey, protagonizó historias hermosas vinculadas a la lucha por la definitiva liberación. Entre los asaltantes al Moncada, el 26 de julio de 1953, estuvo y soportó junto a Haidée Santamaría, los atropellos e insultos de los batistianos. Fue testigo de las torturas a las que fueron sometidos sus compañeros de aquella gesta, liderada por Fidel Castro Ruz.

Desde la prisión continúo la lucha, cuentan que nunca hubo un lamento, al contrario vigorizaba en ella el sentimiento patrio. Ya se había sembrado el ideario martiano en su paso y tal cual mambisa con la mirada fija en el triunfo, cercano, definitivo, desde México, lugar de exilio, vio partir a sus compañeros en el Yate Granma. La hora final de la opresión había llegado y era ella partícipe del supremo suceso.

De su pasión y entereza en la construcción de la obra nueva mucho se puede hablar; también de la mujer inmensa, amorosa, que con sencillez extrema exhibía las más importantes condecoraciones y títulos como el de Heroína del Moncada y Heroína de la República de Cuba.

Mujer distinguida en la historia de Cuba es Melba, quien se funde como verdadero paradigma de creación fértil en bien común.

En la noche de este domingo 9 de marzo respiró por última vez, mas, su legado será fuente de inspiración para las más nuevas generaciones. Será evocada en presente porque la muerte no la apaga, la llama de su verbo pulcro, enérgico se hace eterna e ilumina desde sitio solemne a cubanas y cubanos.

Su presencia alegre al lado de pioneras y pioneros, que en cada 28 de julio le regalaban la mejor de las celebraciones en gesto de gratitud sincera, será la prueba de que entre viejos y nuevos se inmortaliza el ejemplo de una de las más genuinas cubanas de todos los tiempos.

Melba es y será por siempre mujer de tierno y firme andar.

 

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres