Blogia
patrialibre

Maceo y Che: faro y guía de acción libertadora

Maceo y Che: faro y guía de acción libertadora

Por: Rosa María Ramírez Reyes.

Para los cubanos el 14 de junio es muy especial, pues en esta fecha, pero 168 años atrás, nació en Santiago de Cuba, el prócer independentista y antiimperialista Antonio Maceo Grajales. Y ese  mismo día, en otro sitio de América para entregarse al continente hace 85 años, despertó al mundo el guerrillero argentino-cubano Ernesto Che Guevara.

Algo más que la coincidencia histórica de haber nacido ambos el mismo día, une a estas dos figuras excepcionales:

Maceo y Che son ejemplos en la valentía, en la honestidad y en el sentido de la solidaridad.

Maceo y Che son dos voluntades vitales que fueron madurando y enriqueciendo y que constituyen hoy, por siempre, faro y guía de acción libertadora.

A pesar de no haber cursado estudios académicos, Antonio Maceo es considerado un genio militar y político por su desempeño en las dos grandes guerras independentistas libradas en la isla caribeña en la segunda mitad del siglo XIX.

Maceo no fue solamente un gran talento militar, sino, también, fue un hombre de honor, de insaciable curiosidad por la cultura, de amplísima visión humanista y de estrechos vínculos con el pueblo explotado del que era su más genuino representante en el Ejército mambí.

Por su firmeza de carácter, valor personal e inteligencia excepcionales, se situó en el punto más avanzado de la vanguardia revolucionaria que fue la partera ilustre de la nación cubana.

Gran mérito le concedió el hecho histórico conocido como la Protesta de Baraguá, en el que el Titán de Bronce rechazó una oferta de paz sin independencia por parte de España contenida en el llamado Pacto del Zanjón.

Por su parte, en otro siglo y con más holgura familiar, Che Guevara se hizo médico, consagró la profesión al bien de la humildad y aunque prácticamente la ejerció en condiciones de guerrillero es ejemplo digno de la medicina.

Hasta nuestros días llegan como fuente imprescindible sus impresionantes crónicas o pasajes de la guerra revolucionaria, escritos que destacan su valía intelectual y en los cuales exaltan pensamientos de avanzada y con visión de futuro; asimismo distinguió en las ciencias económicas y políticas.

Ernesto Che Guevara conquistó a las mayorías en la segunda mitad del siglo XX y su rostro sigue colmando plazas, en brazos de personas de todas las generaciones en lo que va del presente milenio.

Maceo y Che enfrentarían grandes retos en sus vidas, breves pero intensas, descollarían por sus hazañas militares y desarrollarían un pensamiento propio, capaz de trascender más allá de la obra personal.

La jornada es convite  excepcional a la honra sincera, y de la pulcritud de los sentimientos nacen expresiones legítimas hacia el Titán de bronce y el Guerrillero heroico.

En la vida y el pensamiento de Maceo y Che, encontramos los más sagrados valores por los que luchamos hoy, las más admirables virtudes que son razón y anhelo de nuestra Revolución Socialista.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres