Blogia
patrialibre

Sembrador de futuro

Sembrador de futuro

Por: Rosa María Ramírez Reyes.

Como luz necesaria para desandar caminos desde la niñez hasta la adultez se erige el padre, a quien la veneración especial se singulariza cada tercer domingo de junio, como prueba de que es imprescindible tenerle porque siempre le hace falta al hijo.

En Cuba la celebración del día de los padres se remonta al 19 de junio de 1938 por iniciativa de la escritora Dulce María Borrero, quien abogó por generalizarlo en la Isla.

La fecha  para los cubanos, no es sólo la reunión familiar entre padres e hijos sino también es motivo de encuentro en el que se suman otros miembros de la familia, amigos y hasta vecinos con la finalidad de agradecer al hombre que nos dio el ser.

El padre es fuente de inspiración y grandeza, es sembrador de futuro y gente humilde que solo espera recoger utilidad, pues su mayor riqueza es contar con hijos que obran en bien común.

Desde el amanecer salen las palabras sencillas que le honran, ellas brotan desde muy adentro, tienen la cimiente en el día que abrimos los ojos y estaba ahí dándonos la bienvenida al mundo, ese mismo que nos ayudaría a construir, primero de la mano y luego en la guía necesaria para crecer.

Padre es mucho más que la expresión de hombre que tiene hijos,  es acto supremo de consagración y amor, es gesto de reciprocidad porque un día miró en el espejo de la vida la virilidad de su progenitor.

Padre es sabiduría, es lección, es camino largo, es desafiador de tiempos difíciles, escudo defensor de la vida.

Este domingo, donde quiera que esté el padre, sentirá la pureza de la palabra y el mejor de los abrazos porque vivo o muerto siegue siendo el paradigma genuino de la masculinidad ante los ojos del hijo agradecido.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

1 comentario

Gabriel Manuel -

Los padres son seres especiales en la vida de los hijos.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres